Almudena de Llaguno: el viaje de una pionera

por | Abr 28, 2022

En la época de la vuelta a la tradición, lo único y las viñas viejas, nos asomamos al momento que viven las bodegas españolas en EEUU a través de la mirada de una auténtica pionera: Almudena de Llaguno. Almudena fundó en 1985 junto a Steve Metzler Classical Wines from Spain,  la primera empresa importadora de vinos españoles en aquel país. Desde entonces no han dejado de abrir camino y fronteras para sacar a los vinos nacionales del último rincón olvidado de los comercios y darles el protagonismo que se merecen y del que hoy disfrutan

-Acabáis de sumaros al proyecto de The Sorting Table, una importadora de vinos boutique californiana para ampliar vuestro portfolio y red comercial. ¿Podrías darme más detalles?

The Sorting Table es una empresa como la nuestra, pero con una estructura más compleja. Nosotros solo trabajamos con vinos españoles y ellos tenían solamente vinos italianos y franceses, así que estaba claro que era el acuerdo perfecto. Además, ambos trabajamos en el ámbito de bodegas de calidad enfocadas en el terroir de la zona. De esta forma todos salimos ganando.

-¿Cómo habéis afrontado el reto de la pandemia?

Afortunadamente nosotros sobrevivimos porque llevamos 37 años en esto y tenemos un mercado muy diversificado. Algunos Estados fueron menos restrictivos, como Florida y Georgia, y pudimos mantener un nivel de ventas razonable. A esto se añadió el tema de los aranceles, que también se las trajo. Nos pilló con el vino en el agua, de camino a EEUU. De repente el precio fue superior en todos los blancos y también algunos tintos se vieron afectados. Fue en octubre, justo antes de los meses más importantes, así que decidimos repartirnos el coste extra entre nosotros y los distribuidores para no repercutirlos sobre el cliente final. Afortunadamente aguantamos el tirón y los tiempos difíciles parecen quedar atraás. Aquí en EEUU todo el mundo tiene ganas de salir y volver a la vida normal.

-Con la perspectiva que te da llevar décadas en el sector, ¿cómo ves el interés del mercado de EEUU por los vinos españoles? ¿Sigue yendo a más? ¿Se ha estabilizado?

Podría decir que el interés se ha mantenido estable, algo que ya es un logro. El gran cambio tuvo lugar ya hace muchos años, cuando conseguimos que España tuviera su etiqueta propia en las tiendas especializadas y no apareciera en el último rincón bajo la etiqueta de “Otros” mezclados con vinos de otros países como Argentina. Hace unas semanas participamos en una feria en Colorado Springs dedicada exclusivamente a vinos españoles y fue un éxito rotundo. Atlanta también es un Estado en el que los vinos españoles son muy apreciados. Y por último Arizona y Las Vegas, por el flujo migratorio de gente que viene de la costa Oeste, son claramente mercados emergentes.

-En España están en auge nuevas zonas que potencian las variedades locales y las viñas viejas. ¿Sucede lo mismo en el mercado norteamericano?

En Classical Wines from Spain desde el principio buscamos buenos vinos que reflejaran la idiosincrasia de su zona. Desde nuestros inicios el conocimiento del público sobre variedades españoles ha aumentado muchísimo. Muchos amantes del vino conocen hoy por hoy la Mencía, la Monastrell o la Godello. Nosotros fuimos los primeros en llevar el Albariño a EEUU. Aún recuerdo cuando teníamos que deletrear las variedades de uva. Pintábamos un mapa de España en nuestras tarjetas de visita y nos pedían vinos que supieran como Cabernet. Hoy todo eso ha cambiado, afortunadamente.

En cuanto a la recuperación de variedades antiguas, pues dependerá, porque entiendo que a los bodegueros les gusta experimentar. Pero también hay que producir de forma razonable. Si una variedad lleva siglos cultivándose es por algo.

-¿Qué ha cambiado a lo largo de estas tres décadas en la forma de promocionar los vinos españoles?

Ha habido un cambio radical en todos los aspectos. Cada vez hay que ser más activo y se ha multiplicado el número de blogueros e influencers. En nuestro caso ha sido más una adaptación porque seguimos apoyándonos mucho en nuestra red de distribuidores, que son los que salen a la calle y venden a las tiendas. Aunque ellos también son muy activos en redes.

-Hablando del aumento de influencers, ¿todavía siguen siendo los grandes gurús los prescriptores tradicionales como Robert Parker o la Guía Peñín, o el mercado se ha diversificado?

Parker ha disminuido algo su influencia. Aquí en EEUU siguen teniendo mucha fuerza Wine Spectator y Wine Enthusiast. Yo diría que la gente de más de 50 años sigue apoyándose en las publicaciones más tradicionales a la hora de elegir un vino. Pero la gente joven sigue más a blogueros y gente más alternativa. Hay sitio para todos.

Almudena de Lleguno en la feria de vinos españoles de Colorado Springs (EEUU)

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Los «yummy vinos» de la Guía peñin edición 2022

Los vinos están ordenados de forma alfabética. Alto Moncayo Precio: 35 euros Tipo de uva: garnacha Productor: Bodegas Alto Moncayo Añada: 2019 Zona de producción: Borja /DOP Borja El máximo exponente de las garnachas clásicas de la DOP Borja que nunca pasa de moda....

Los «yummy vinos» de la Guía peñin edición 2022

Los vinos están ordenados de forma alfabética. Alto Moncayo Precio: 35 euros Tipo de uva: garnacha Productor: Bodegas Alto Moncayo Añada: 2019 Zona de producción: Borja /DOP Borja El máximo exponente de las garnachas clásicas de la DOP Borja que nunca pasa de moda....